jueves, 19 de junio de 2014

ENSALADA DE SALAZONES DE PESCADO


Ensalada de salazones de pescado con setas salteadas y queso fresco

La salazón de pescados junto a la explotaciones mineras fueron las primeras industrias que se desarrollaron en la Península Ibérica.

La pesca y la extracción de la sal están estrechamente unidas en el florecimiento de las primeras factorías salazoneras.

Esta manera de conservar el pescado, ahora que existen métodos mucho más modernos y eficaces, que no alteran tanto las propiedades de los pescados, tiene su razón de ser en nuestros días por las características organolépticas que este método de conservación les confiere, y que son deseados por los consumidores de los productos de la salazón.

Y ¿por qué no degustar estas delicias en una ensalada?
 

Salazones de pescado en ensalada
  Ingredientes:

     La parte blanca de un puerro,
     un puñado de fideos chinos reconstituidos en caldo de pescado,
     50 gr de setas salteadas,
     50 gr de lomo de bonito en salazón,
     10 gr de huevas de maruca en salazón,
     4 anchoas en aceite,
     50 gr de queso fresco tipo Burgos,
     una cucharada de alcaparras,
     una cucharada de piñones,
     un puñadito de olivas negras de Aragón,
     unos cuantos granos de uva,
     medio limón,
     vinagre de manzana,
     salsa Worcester,
     ketchup,
     salsa de soja,



Preparación:

Cortar el puerro en finas tiras, utilizar solo la parte blanca.

Una vez fríos los fideos reconstituidos en caldo de pescado, poner
en una bandeja con un chorro de vinagre de manzana, incorporar el 
puerro y mantener macerando durante unos 20 minutos.

Transcurrido el tiempo, escurrir bien el puerro y los fideos y
disponer en un plato llano grande.

Cortar láminas de bonito en salazón y de huevas, y esparcir sobre
la ensalada.

Añadir las setas salteadas, frías, cortadas en tiras finas.

Incorporar el queso a daditos, las alcaparras, los piñones y las
aceitunas.

Colocar encima las anchoas.

Partir por la mitad los granos de uva, quitar las pepitas si tuvieran,
y añadir al plato.

Preparar un aliño consistente en: 
1 parte de ketchup, 
1 parte de salsa Worcester y 
2 partes de salsa de soja. 

Aderezar la ensalada con el aliño preparado y por último rociar con
unas gotas de limón.


Omito la sal en la preparación de este plato ya que el toque salado
se lo da el pescado, los fideos y el aliño.







martes, 17 de junio de 2014

ENSALADA BOLSKAN

ENSALADA DE TORTETA DE HUESCA O ENSALADA BOLSKAN


La torteta es un producto típico de la matacía del Alto Aragón. Emparentada con la morcilla también está compuesta de sangre de cerdo, pero además incluye harina, pan, manteca y especias como canela, anís, clavo, pimienta, así como azúcar y sal.

Se amasa todo homogéneamente y tomando porciones se les da forma de bola que se aplasta luego, o bien de rosquilla, para pasar a cocer en agua hirviendo como su prima la morcilla.

La torteta se puede comer a la parrilla, partida por la mitad y  puesta vuelta y vuelta, cortada en tiras mas o menos gruesas y a la plancha con un hilillo de aceite, enharinada y frita o en el cocido de tortetas con arroz típico del Sobrarbe.

Pero a mí me encanta comerlas sin cocinar, así, recién compradas, crudas.

Esta ensalada, compuesta entre otros ingredientes de finas tiras de torteta cruda, es una delicia para mí, y espero que también para todo aquel que la pruebe.



















La receta no incluye cantidades, queda al gusto de cada uno las proporciones de los distintos ingredientes.

Ingredientes:
Lechuga
Cebolla
Tomate
Olivas verdes
Queso de cabra
Torteta de Huesca cruda
un diente de ajo
una ramita de perejil
aceite de oliva virgen extra
vinagre
sal

Preparación:

Lavar la lechuga y el tomate. Trocear esta y partir el tomate en gajos no muy grandes y dispones en la bandeja o ensaladera.
Añadir la cebolla picada en trozos menudos. Sazonar los vegetales con sal al gusto.

Poner ahora el queso de cabra partido a trocitos, la torteta cortada a finas tiras y las olivas.

Preparar un aliño de la siguiente manera:
Pelar y picar finamente el ajo y ponerlo con el perejil también picado en un frasco con tapa, añadir el aceite de oliva y buen vinagre de vino y agitar para mezclar bien el aliño.

Regar la ensalada con el aliño y servir.

Puede añadirse a esta ensalada un puñado de piñones o unos daditos de pan frito.




miércoles, 11 de junio de 2014

ENSALADA DE ARROZ, CON QUESO DE CABRA Y GRANADA


ENSALADA DE ARROZ, CON QUESO DE CABRA Y GRANADA


Es sencilla de elaborar, socorrida, puede dejarse preparada con antelación y conservarse en el frigo, es refrescante y por su variedad de ingredientes puede constituir casi un plato único para estos días de calor.




Ingredientes:

1 tacita de arroz
6 palitos de surimi
100 gr de queso de rulo de cabra
1 o 2 tomates no muy grandes
1 huevo duro
unas hojas de lechuga iceberg
un puñado de olivas rellenas de anchoa
1 tacita de granos de granada
Sal
Vinagre de manzana o de Jerez
Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Hervir el arroz en abundante agua con sal a la que se añadirá un chorro de vinagre.

Una vez hervido, escurrir bajo el grifo con agua fría y dejar que se enfríe.

Lavar bien las hortalizas.

Poner el arroz en una fuente o ensaladera, añadir la lechuga cortada en tiras, el tomate y el huevo duro cortados en dados, el surimi troceado y los granos de granada.

Mezclar todos los ingredientes, sazonar con sal y volver a mezclar.

Agregar el queso de cabra, cortado en trozos no muy grandes, y las olivas.

Aliñar con el vinagre y el aceite. Remover bien sin deshacer los ingredientes y servir.

(Puede aliñarse también con una salsa cóctel o solo mayonesa, como en ensaladilla, prescindiendo del vinagre y el aceite)






domingo, 8 de junio de 2014

ENSALADA DE MELOCOTÓN CON ANCHOAS Y TOMATE SECO MARINADO

ENSALADA DE MELOCOTÓN CON ANCHOAS Y TOMATE SECO MARINADO

¡Qué calor!  Estamos a principio de junio y ya alcanzamos los 34º C.
¿Qué es lo que más apetece para comer? ¡¡Ensalada!!

Las ensaladas, preparaciones que eran comunes en la época del imperio romano, ya formaban parte de la dieta de los griegos.
Podía tratarse de hortalizas crudas troceadas y mezcladas, aderezadas con sal, aceite y vinagre, o bien podían ir acompañadas de otros ingredientes, especias, frutos secos, quesos y miel.

Con el tiempo y la aportación de otras civilizaciones, la incorporación de productos vegetales distintos a los iniciales, les fue confiriendo un carácter más complejo.

Hoy por hoy pueden componerse de ingredientes de distintas procedencias y características: quesos, productos marinos, cárnicos, conservas, frutas, pastas…

Estos días voy a dedicar las entradas a este blog a varias recetas de ensaladas, elaboradas con ingredientes menos habituales, pero no por ello difíciles de conseguir.

Espero que os gusten.


Ensalada de melocotón con anchoas y tomate seco marinado:





Ingredientes por ración:

1 melocotón de carne dura, no muy grande
unas hojas de cogollo de lechuga
medio pepino fresco
3 o 4 tomates secos de Caspe
Unos dados de queso fresco
½ lata de anchoas del Cantábrico en aceite de oliva
Sal
Vinagre de Jerez
Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Cortar en trozos o tiras pequeñas el tomate seco y poner a marinar unas horas antes en vinagre de Jerez.

Lavar bien las hojas de lechuga, el pepino y el melocotón.

Trocear la lechuga, pelar el pepino y partir en rodajas, pelar el melocotón si se desea y cortar en gajos no muy grandes.

Ponerlo todo en una fuente, plato o ensaladera.

Sazonar con una pizca de sal, no mucha.

Añadir las anchoas, los dados de queso y el tomate marinado, regando con la cantidad que estimemos del vinagre que se haya usado para marinar.

Aderezar con el aceite de oliva y servir.









jueves, 5 de junio de 2014

SARDINAS EN ESCABECHE

SARDINAS ESCABECHADAS

Estamos en la mejor época del año para la sardina. Ahora podemos encontrar sardinas de calidad, con buen tamaño y una carne exquisita a un precio razonable.

Este pescado azul, rico en Omega-3, se presta como ningún otro a una deliciosa preparación, en escabeche.



Ingredientes:

1 kg. de sardinas
4 o 5 dientes de ajo pelados y enteros
2 hojas de laurel
1 ramita de romero
1/2 cucharadita de pimienta negra en grano
1/2 cucharadita de orégano picado
1/2 cucharadita de pimentón de La Vera, dulce o mezclado, al gusto
1 vaso de aceite de oliva virgen extra
1 vasito de vino blanco,
1 vasito de vinagre
sal

Elaboración:

Desescamar las sardinas, quitar las tripas y la cabeza, lavar bien y secar.
Añadirles un poco de sal.
En una sartén con el aceite de oliva freír ligeramente las sardinas con cuidado de que no se rompan ni se pegue la piel, evitando que el aceite se queme.
Una vez fritas las sardinas retirar de la sartén y reservar.
Colar el aceite y poner de nuevo al fuego, añadir los ajos, y cuando se doren un poquito echar el laurel, el romero,la pimienta y cocinar a fuego suave.
En un par de minutos añadir el orégano, el pimentón de La Vera y regar con el vino blanco.
Cuando rompa a hervir, añadir el vinagre y una pizca de sal.
Cocinar a fuego suave unos minutos si que dejar que hierva.
Incorporar las sardinas y dejar un par de minutos más.
Retirar del fuego y dejar enfriar.
En el frigorífico se conservarán unos cuantos días.

Conviene dejarlas de un día para otro, estarán más ricas y sacarlas unos minutos a temperatura ambiente antes de consumir.