domingo, 30 de marzo de 2014

MORTERUELO DE COCIDO

Morteruelo de Cocido

Es habitual que en casa aprovechemos algunos domingos, cuando viene mi suegra a comer, para preparar un cocido de legumbres, alubias la mayoría de las veces. Nos gusta cocinarlo con su chorizo, tocino, morcilla, pata y oreja. Pero, a menudo sobran carnes del acompañamiento cuando ya se han consumido las legumbres.
En una de estas ocasiones se me ocurrió utilizar estos restos para preparar una especie de morteruelo, a imitación del que pudimos degustar en Cuenca el pasado diciembre.
Así que me puse manos a la obra con mi experimento, y este es el resultado.




Ingredientes:
Las carnes de un cocido de legumbres: gallina, jamón, tocino, pata, morcilla, panceta, etc.
1 cucharadita de pimienta negra
1/2 cucharadita de pimienta blanca
1/2 cucharadita de canela molida
1 cucharadita de pimentón dulce y
1 pizca de pimentón picante
1 taza del caldo del cocido
1 tacita de pan rallado.
Aceite de oliva virgen extra
sal

Preparación:
Quitar con cuidado los huesos, piel y partes duras de las carnes y cortar fino a cuchillo.
Quitar la piel a la morcilla y desmenuzar. Mezclar con las carnes picadas.
En una sartén adecuada, poner a calentar el aceite.
Cuando este caliente, poner el pimentón y freír unos pocos segundos cuidando que no se queme.
Añadir el caldo, poner las especias y la sal, con cuidado de la que aportan ya las carnes.
Cuando empiece a hervir añadir el pan rallado, y rehogar durante cinco minutos.
Añadir las carnes picadas y la morcilla. Mezclar bien y dejar cocer durante veinte minutos a fuego lento, removiendo para que no se pegue.
Rectificar de sal.
Y listo.

Se sirve caliente acompañado de trozos de pan, natural o tostado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si has probado alguna de mis recetas comenta qué te ha parecido.