sábado, 9 de noviembre de 2013

PIZZA DEL CERDITO MARINERO


Pizza del cerdito marinero

A Teresa le gusta de anchoas, a Laura de bacón y a mí...de las dos maneras.  Así que siempre que hago una pizza en casa acaba siendo la mitad marinera, por supuesto que las anchoas nunca pueden faltar, y la otra mitad de bacón, panceta, jamon cocido, serrano, etc. 
¡Ah!, y con olivas, por supuesto.

                                   Pizza del “cerdito marinero”


lado “marinero”



lado del “cerdito”

Ingredientes para la masa:

300 gr. de harina de fuerza, mas un puñado aparte para embadurnar
200 cc. de agua tibia
20 gr. de levadura fresca
½ cucharadita de sal
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Ingredientes para el relleno:

200 cc. de tomate frito casero
200 gr. de queso Mozzarella rallado
1 lata de anchoas en aceite
1 lata de mejillones en escabeche
6 olivas negras
6 olivas verdes
3 lonchas de panceta curada
3 lonchas de bacón ahumado
1 loncha de jamón de york
100-150 gr. de champiñones a ajillo, (en láminas)
orégano
aceite de oliva virgen extra

Preparación de la masa:

Poner la harina en un cuenco grande, hacer un hoyo en el centro. Disolver la levadura en el agua tibia y echarla en el hoyo. 
Mezclar bien de dentro a fuera, primero con la ayuda de una cuchara de palo y luego con las manos embadurnadas de harina.
Poner el aceite en un vaso, echar la sal y remover, añadirlo a la masa mezclando y amasando bien y dejar reposar 5 minutos.
Volver a amasar estirando y retorciendo la masa, ayudándonos con un poco más de harina en las manos, así hasta que no se nos pegue a los dedos.
Hacer una bola y poner en el cuenco, tapada con un trapo algo húmedo.
Dejar reposar la masa en un lugar tibio durante unos 45 minutos. La masa habrá doblado su volumen.
Estirar la masa sobre una superficie limpia, lisa y enharinada y con la ayuda de un rodillo.

Elaboración de la pizza:

Untar una bandeja de horno con aceite, para que la pizza no se agarre.
Con la ayuda del rodillo, sobre el que enrollaremos la masa ya estirada, colocar y extender la masa sobre la bandeja.
Cubrir bien con el tomate, distribuirlo por toda la superficie.
Importante comenzar ahora por la mitad “marinera”, disponiendo las anchoas en media pizza.
Distribuir ahora la Mozzarella rallada por toda la masa, sobre la mitad de las anchoas y sobre la otra mitad todavía sin relleno. Esta es la manera de que las anchoas no se sequen demasiado al hornear.
En el lado “marinero” poner los mejillones y las olivas negras.
En el lado del “cerdito” y sobre el queso distribuir la panceta, el bacón y el jamón, todo cortado en tiritas. Poner también las olivas verdes en este lado.
Para terminar distribuir el champiñón por toda la pizza, espolvorear con orégano, regar con un finísimo hilillo de aceite de oliva virgen extra, y lista para el horno.
Precalentar el horno a unos 250º C durante 10 minutos.
Poner la pizza en el horno, en la parte media-baja, y dejar a esta temperatura durante unos 15-18 minutos.
Vigilando que no se haga demasiado se obtendrá una deliciosa pizza de masa esponjosa.


2 comentarios:

  1. Llevo un ratico por tu cocina, sin hacer ruido... y huele bien eh?. Me quedo un poquico más entre tortillas y chilindrones y tengo intención de volver porque voy a dejar miguicas hasta mi casa.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pilar por tu visita, por tu comentario, por seguir este blog y por compartir la Introducción al mismo en Google+.
    Me encanta perderme en tu blog, tiene cosas muy, pero que muy interesantes.
    Por aquí nos veremos.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Si has probado alguna de mis recetas comenta qué te ha parecido.