lunes, 28 de octubre de 2013

MI SOPA DE PESCADO


Sopa de pescado a mi manera

He de considerar en primer lugar que en cada casa, en cada restaurante hay una sopa de pescado distinta.  Cada cocinero tiene su propia receta, y esto es síntoma de la riqueza culinaria española.

La que presento a continuación es tan solo una más, una de tantas, e incluso diferente de la que preparé ayer o prepararé mañana.  Pero no por ello mejor ni peor, solamente otra.

Todavía no acaba de abandonarnos este tiempo veraniego, pero ya teníamos ganas.  Nos apetecía un buen plato de sopa.  Nada más tonificante para días más fríos, pero también gustosa y digestiva en días tan benignos como estos primeros del otoño.




Ingredientes:

250 gr de Huesos de rape
250 gr de cabezas/espinas/colas de pescado
300 gr de chirlas
500 gr de mejillones
250 gr de gambas/gambones
1 sepia
1 puerro
1 cebolla
1 tomate maduro
1 diente de ajo
75-80 gr de sémola de arroz, (para unos 3 litros de caldo)
Aceite de oliva virgen extra
1 pizca de pimienta blanca
1 pizca de azafrán
Sal
Agua


Preparación:

Para su preparación he partido de restos de pescado, huesos de rape, cabezas, colas, espinas de otras especies como gallo, merluza, bacalao, etc.  Ya que siempre le digo al pescatero que no los tire, y los conservo congelados hasta que los necesito, como en este caso.

En una olla grande poner los huesos, cabezas y espinas de pescado junto con el puerro limpio, la cebolla y el tomate partidos por la mitad. Cubrir con agua abundante y poner a fuego medio-alto.

Retirar la primera espuma que se forma y cuando llegue a ebullición bajar a fuego medio-bajo y colocando una tapa que no sea hermética dejar cocer por lo menos una hora.

Mientras, limpiar los mejillones y ponerlos a abrir en una cazuela sin agua, tan solo con la que ellos desprenden, reservando el caldo resultante. Quitar los mejillones de sus valvas y trocear según su tamaño.

Lavar bien las gambas o gambones, pelarlos y trocearlos junto con los mejillones, reservando las cabezas y cáscaras.

Con el agua de los mejillones, las cabezas y las cáscaras hacer un “fondo” cociéndolos en un cazo o cazuela durante unos 15 minutos, aplastarlos bien con un tenedor para que desprendan todos sus sabores. Transcurrido el tiempo, colar y reservar este caldo.

Una vez limpia la sepia, poner en una sartén con un hilillo de aceite, para que se vaya haciendo a la plancha. Una vez hecha, cortar en tiritas y guardar junto con el mejillón y las gambas.

En la misma sartén que se ha puesto la sepia, sin limpiarla, añadir un poco más de aceite y el diente de ajo partido. Poner entonces las chirlas, (o almejas), bien limpias, y mantener a fuego medio, hasta que se abran, agregado una pizca de pimienta blanca al final. Una vez abiertas, (desechando las que estén cerradas), retirarlas, sin quitar las valvas, junto con los demás mariscos picados.

Echar, en la sartén donde se han cocinado las chirlas, un cucharón o dos del caldo que estamos preparando con los restos de pescado y las verduras. Remover bien con una cuchara de madera para tomar toda las sustancia que hayan dejado sepia y chirlas y dejar reducir unos minutos. Colar este caldo e incorporar al fondo que teníamos reservado.

Transcurrido el tiempo de cocción del caldo básico de pescado y verduras, retirar los restos. Aplastar bien estos restos con un tenedor para extraer todo el extracto posible y colar bien todo el caldo básico.

Volver a poner el caldo en la olla e incorporar el fondo que habíamos preparado, corregir de sal y llevar todo a fuego medio-alto.

Cuando llegue a ebullición es el momento de echar la sémola, sin dejar de remover y bajando la potencia del fuego. Remover durante un par de minutos para que no haga grumos.

Añadir ahora los mariscos que teníamos apartados, una pizca de azafrán y mantener a fuego medio durante 5 minutos más. Y luego apagar y dejar que repose.

Puede tomarse en cuanto se enfríe lo suficiente, pero, para mí, cuando mejor está es de un día para otro.

Que la disfrutéis.



8 comentarios:

  1. En casa nos encantan las sopas y, esta tiene una pinta estupenda.
    Muchas gracias por tus comentarios, voy a dar un garbeito a tu blog a ver las cosas ricas que tienes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Paquita.
    Eres oficialmente mi primera seguidora. El otro icono que aparece soy yo, que me puse como prueba.
    Espero que nos veamos a menudo por aquí.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Pedro aquí en Almería sigue haciendo mucho calor, pero yo me comía un buen plato de tu sopa

    ResponderEliminar
  4. Gracias Trini.
    Me alegra que te guste y encantado por tu participación en este blog.
    Saludos y por aquí nos veremos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Pedro, bienvenido a mi blog. Me alegro de que te guste. Las borrajas están muy buenas, aunque por aquí es más complicado encontrarlas.
    Me quedo de seguidora, tienes unas recetas muy buenas, me gustan mucho y esta sopita de pescado está muy apetitosa ahora que parece que han bajado las temperaturas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana.
      Participo con mucho gusto en tu blog, y me complace que te guste el mío.
      Como podrás ver en la introducción a este blog, la borraja forma parte importante de él, tanto por el nombre que elegí, "borago", como por servirme de inspiración para elaborar las recetas que publico.
      Sería bueno que se difundiese más su consumo más allá del Valle del Ebro.
      Nos veremos por aquí.
      Saludos.

      Eliminar
  6. ay.... que pinta tiene.... mmmm... me encantan las sopas y la tuya tiene que saber divina!! Gracias por dejarme el comentario en Mi Bloguico, así me has dado a conocer el tuyo.

    Seguimos en contacto!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Mar, por pasarte por este blog.
      Visitaré muy a menudo el tuyo, que hay cosas muy ricas. Además, tenéis por allí muy buenos productos para preparar estupendos platos.
      Un saludo.

      Eliminar

Si has probado alguna de mis recetas comenta qué te ha parecido.